Hay muchas cosas que los propietarios de automóviles eléctricos no saben cuando se trata de carga eléctrica rápida. En primer lugar, para la carga rápida en el hogar no es obligatorio tener una caja de pared o columna, aunque estos sistemas aseguran una carga inteligente y segura y, por lo tanto, son recomendados por especialistas como DazeTechnology.

Precisamente la wall box doméstica permite una recarga eléctrica rápida que aprovecha al máximo la potencia permitida por la red eléctrica y no faltan los sistemas controlables a distancia para gestionar la recarga a distancia y activarla en las franjas horarias donde la energía cuesta menos.

Hay muchas soluciones para cargar el coche y de vez en cuando es importante decidir dónde cargar y a qué velocidad. En general, la velocidad de carga del automóvil eléctrico depende del modelo y la capacidad de la batería, pero también del sistema de carga utilizado.

¿Cómo recargar rápidamente el coche eléctrico?

En el 80% de los casos, los propietarios de automóviles eléctricos optan por recargar con los servicios domésticos conectando el vehículo por la noche para tener la batería llena para los desplazamientos diarios por la mañana. DazeTechnology recuerda que existen dos tipos de carga doméstica:

  • Carga sin estación con conexión directa a la toma de corriente;
  • Carga de CA doméstica con caja de pared instalada en el hogar.

La forma más fácil y rápida de cargar el coche eléctrico sigue siendo la estación de carga eléctrica rápida DC que ofrece una potencia de 50kW a subidas y permite cargar la batería hasta el 80% en 40 minutos.

¿Cuándo se recarga el coche eléctrico?

El tiempo de carga del vehículo eléctrico depende de varios elementos:

  • Potencia en kW de la toma disponible en la estación de carga;
  • Potencia máxima del cargador suministrado con el vehículo;
  • Tipo de cable utilizado;
  • Capacidad del sistema de almacenamiento a bordo y del estado de carga.

En general, la velocidad de carga es la siguiente, teniendo en cuenta únicamente la tecnología utilizada:

  • Estaciones de carga para el mercado residencial (normalmente con una potencia de 3,7 kW a 7,4 kW): carga de 5 a 12 horas;
  • Estaciones de carga por segmento de negocio (típicamente con una potencia superior a 7,4 kW, típicamente de 22 kW): carga en 2 horas;
  • Estaciones de carga para uso público con una potencia a partir de 22kW;
  • Estaciones Quick con una potencia de hasta 22kW: recarga en 2 horas;
  • Estaciones Fast (instaladas en carreteras estatales y autopistas) con una potencia de hasta 50 kW: recarga en menos de una hora;
  • Estaciones Ultra Fast con potencia de hasta 350kW: carga en menos de 25 minutos.

En todos estos casos la estimación se hace considerando un coche con batería de 40kWh, de 0% a 100%.

¿Cuál es el coche que se carga más rápido?

Completamos este post dedicado a la carga eléctrica rápida señalando el coche que se recarga más rápido y que según la revista americana USWITCH es el Porsche Taycan que recupera gracias al cargador trifásico 53,1 km de recorrido en una hora y nada menos que 1.046 km si se utiliza una columna de velocidad continua de 350 kW.

La velocidad de recuperación de autonomía se calcula conectando al vehículo una columna de 350 kW, que actualmente es más potente que el cargador de a bordo de cualquier vehículo eléctrico.

Se carga la batería del 10 al 80% y se detecta el aumento de la autonomía durante el proceso: comparando este incremento con el tiempo (expresado en horas) necesario para lograrlo se obtiene la velocidad del aumento de la autonomía. Pongamos un ejemplo: si el automóvil pasa del 10 al 80% del SoC (estado de carga) de la batería gana 200 km de autonomía en media hora, entonces la velocidad de aumento de autonomía es de 200 : 0,5 = 400 km en una hora. Este dato mide la capacidad del conjunto cargador-batería para gestionar potencias elevadas y da una idea de la bondad de estos componentes.

Cuánto cuesta una carga eléctrica rápida

Otro dato a tener en cuenta es el coste de la recarga de la red eléctrica que en general es igual a 20 cent/kWh con un gasto de 4€ por 100 km, en total y para todo similar a un coche de metano. El costo se duplica en las columnas de 22 kW de corriente alterna que conducen a un precio de 8 € por 100 km, comparable al coche diésel.

Cuesta aún más cargar el coche en las estaciones FAST de corriente continua por un precio de 55 cent/kWh que lleva a un total de 11€ por 100 km, similar al coche de gasolina y superior al híbrido enchufable.

Sin embargo, en DazeTechnology creemos que el futuro está en la movilidad eléctrica y por eso nos presentamos al mercado como especialistas en el suministro de cajas de pared domésticas. ¡Contáctenos para más información!